PADRES

Como Padres de Familia no debemos de menospreciar el deporte en nuestros hijos y considerarlo como una simple actividad física que sirve de juego. Debemos de considerar que si se lleva de una forma adecuada y acorde a los intereses de nuestro hijo, se convertirá en un hábito que llevará a lo largo de su desarrollo como persona.
Debemos estar consientes que un niño que no practica algún deporte durante la infancia tiene gran posibilidad de que no lo haga durante su vida adulta. La actividad física de nuestros niños debe tener como objetivo desarrollar su psicomotricidad, coordinación y fomentar los valores humanos.
Los niños de 3 a 6 años aun no están preparados para soportar ejercicios de potencia muscular, por ello, la actividad física óptima para ellos deberá ser dominada por el juego y debe alcanzar los siguientes beneficios:
Beneficios del deporte
• Integra al niñ@ en la sociedad y le ayuda a superar la timidez
• Le enseña a seguir unas normas
• Frena sus impulsos excesivos
• Le hará pensar más en los demás y será menos individual
• Le hará reconocer y respetar que existe alguien que sabe más que él
• Produce un aumento generalizado del movimiento coordinado
• Expansionan sus posibilidades motoras
• Aumenta su crecimiento
• Puede corregir posibles defectos físicos
• Potencia la creación y regularización de hábitos
• Estimula la higiene y la salud
• Le enseña a tener responsabilidades
• Divierte
Como podemos ver, los beneficios físicos y psíquicos son muy enriquecedores en el desarrollo de nuestros hijos; como padres uno de los mejores regalos que podemos ofrecer es la práctica de hábitos saludables, propiciar el movimiento, el juego, al realizar actividades en familia para evitar el sedentarismo.